Nacho Vilajoana - Galisurf

“Equiparo superar un problema a superar una ola” Nacho Vilajoana

Nacho Vilajoana – Galisurf

La práctica del surf gana adeptos día a día, pero también detractores que no tienen en demasiada estima a los surfistas.

Una fama injusta, en ocasiones, y ganada a pulso por obra y gracia de algunos, más imagen que surf. Coruña hoy ha tenido la suerte de charlar con un psicólogo y surfista, y viceversa, que auna ambas facetas en la Escuela Galisurf, creada por Nacho Vilajoana hace un año, aunque este joven emprendedor practica surf desde hace 17 años: “Galisurf es una marca educativa integrada en Galicia Multigestión Deportiva S.L (GMD).

El objetivo prioritario es ofrecer un enfoque personal que no terapéutico.

Ayudamos a que las personas se desarrollen. Por ejemplo, hay alumnos que tienen problemas a la hora de interactuar, así que lo primero que hacemos es estructurar bien el grupo y potenciar que los ayuden.

La cooperación, la ayuda mutua y fomentar la no competitividad son los pilares de la escuela”, indica Vilajoana. Nacho tenía claro desde el primer momento cuáles serían los valores que primarían en el aprendizaje, utilizando el surf como un medio de desarrollo personal y no como un fin en sí mismo.

“Cuando vas a hacer surf no sólo vas a practicar surf sino a quedar con un grupo de personas, a compartir una afición, a romper tu rutina en un medio natural y cambiante.

Además, el surf contiene estímulos por todas partes: tu cuerpo, las olas, la marea, el viento…En el mar tienes que estar despierto, pero relajado. Siempre equiparo superar una ola con superar un problema”, añade.

Nacho Vilajoana – Galisurf

es uno de los pioneros en nuestro país a la hora de conjugar psicología y surf, un método que está generando gran expectación:

“Intento darles a mis alumnos las habilidades psicológicas necesarias para que estén cómodos en el agua, se denominan actitudes transversales.

Entre nuestros alumnos contamos con niños de 5 años y adultos que superan los 60.

En este caso, los mayores realizan una especie de gimnasia en el agua, pero la fuerza de la ola cuando te empuja, aunque no te pongas de pie en la tabla, genera una sensación de felicidad. Se trata de disfrutar el proceso, ya que mi enfoque es facilitador, no instructivo.

Es decir tú vas puliendo a una persona, pero dejándole libertad. Actúas como una especie de coach”, subraya Vilajoana.

Hasta la fecha, Nacho Vilajoana ha trabajado con personas con síndrome de down, obesidad e incluso con pacientes de cáncer.

Y es que el surf es un medio para la relación y la convivencia: “Debemos aprovechar el maravilloso entorno que tenemos. Aquí, la gente se siente libre y se fortalece”.

En Galisurf…

los grupos constan de ocho alumnos, como máximo, los cuales disponen de dos monitores de surf cada uno.

Aunque en determinados casos se imparten clases de forma individual, el objetivo final es que estas personas se integren en el agua.

La filosofía de esta escuela dista mucha de la dura competencia que se aplica en otros centros, así como sus iniciativas.

Sin ir más lejos, este sábado y domingo en la Playa de Bastiagueiro tendrá lugar una actividad solidaria que consiste en llevar un kilo de comida para gatos o para perros.

A cambio, los solidarios recibirán una clase de surf gratuita.

Por otra parte, el próximo mes de febrero se celebrará el denominado paddle surf, talleres de paddel yoga y otros programas socioeducativos.

Mientras, en marzo se pondrán en marcha unos cursillos bajo el título “Salvamento aplicado al surf” con el objetivo de promover la seguridad en el agua.

Visto lo visto, Nacho Vilajoana – Galisurf ha entrado arrasando en el hermético mundo del surf a través de iniciativas que, sin duda, harán reflexionar a más de uno y pensar que el surf debe enseñar unos valores que tal vez, sólo tal vez, se habían olvidado en este deporte.

0 Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.